Asesinos en Serie (Series Tematicas)

de El dueño de la nada

En estos interesantes documentales se nos hace participes a los espectadores u oyentes de la investigacion policial y sus dificultades para atrapar a estos autenticos depredadores humanos, ya que bajo esa falsa normalidad, en la mayoria, se oculta la bestia que llevan en su interior.

Episodios

Las mentes criminales mas retorcidas de la historia

por El dueño de la nada

LAS 10 MENTES CRIMINALES MAS RETORCIDAS DE LA HISTORIA presentado por: Alamo Pérez Luna - Diez *ATV http://www.tuteve.tv/ ;) 10. Richard kuklinski ''El hombre de hielo'' 09. Bella Kiss 08. Paul Bernardo & Karla Homolka 07. Peter Kürten ''El vampiro Alemán'' 06. Genene Jones ''Enfermera de la muerte'' 05. Robert Berdella ''El carnicero de Kansas'' 04. Cayetano Santos Godino ''Petiso Orejudo'' 03. Ed Gein ''Coleccionista de cadáveres'' 02. Albert Fish ''El caníbal de Brooklyn'' PLUS Jack El Destripador 01. Josef Mengele ''El ángel de la muerte''

Los 5 peores asesinos en serie de la historia

por El dueño de la nada

En este post pueden encontrar a los 5 peores asesinos en serie de la historia.DrossRotzank nos hace un top o recopilación, como mejor lo quieras llamar sobre los asesinos en serie más peligrosos, la verdad es que está muy interesante la información que ha recopilado Dross sobre cada uno de los asesinos.

Luis Alfredo Garavito: La bestia (El asesino de niños)

por El dueño de la nada

“Personalmente pienso como decía el apóstol San Pablo en 'Romanos', capítulo 7, versículo 15, porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago. Aparezco como un ser diabólico, despiadado y malvado pero eso no es así, soy un ser humano que sufrí terriblemente y sigo sufriendo…” Luis Alfredo Garavito El colombiano Luis Alfredo Garavito ha pasado a la historia del crimen como uno de los asesinos en serie más prolíficos. Confesó haber violado, torturado y posteriormente asesinado a 140 menores (todos varones entre 6 y 16 años) aunque algunos expertos señalan que sus víctimas pudieron llegar a 192. Recorrió unas cinco veces el país. Visitó sesenta y nueve municipios, en treinta y tres de los cuáles cometería sus crímenes. Llegó a inventar dos Fundaciones, una para ancianos y otra para menores, que le permitían dar charlas en escuelas y en otros lugares en donde podía estar cerca de niños. Garavito solía beber antes de atacar a sus víctimas y sumido en los efectos del alcohol, procedía a cometer los actos más atroces. A cada chico que mató también violó y torturó. Adoraba manosear a sus jóvenes víctimas, pero también las golpeaba, les pateaba el pecho, la cara y el estómago; les saltaba encima, les pisoteaba las manos; a algunos les amputó dedos, les cercenó las orejas e incluso los genitales; muchas veces mutiló, desmembró e incluso decapitó. El origen de un monstruo Luis Alfredo Garavito Cubillos nació en Génova, Quindío (Colombia), el 25 de enero de 1957. Fue el mayor de siete hermanos y durante su infancia vivió la falta de afecto y el maltrato físico por parte de su padre. Según su testimonio, fue víctima de abuso sexual y golpizas, no sólo de su padre, sino también de dos de sus vecinos que abusaron sexualmente de él durante años. Garavito creció siendo un niño retraído, taciturno e infeliz, que tenía explosiones violentas. Estudió hasta quinto grado de primaria y un día se marchó. Nada se sabe de su familia, tan sólo de un primo que le facilitó una buena coartada en alguna ocasión. Tuvo varios trabajos, generalmente en almacenes como vendedor. Hasta principios de los noventa intentó llevar una vida normal. Pero ya era alcohólico y tenía accesos de ira que le movían a golpear a sus compañeros y a enfrentarse con sus jefes. Cuando rondaba los treinta y cinco años, decidió someterse a tratamiento psiquiátrico en el Seguro Social. Lo recibió durante cinco años y si bien no le ayudó a corregirse, el certificado médico de tratamiento le sirvió varias veces para impedir que le despidieran por violento. Cada día su comportamiento era menos sociable y le resultaba imposible mantener un empleo formal. A mediados de los noventa comenzó a recorrer el país como vendedor ambulante. Vendía estampas religiosas con la imagen del Papa Juan Pablo II y del Niño del 20 de Julio, uno de los más venerados en Colombia. Llegó a convivir en dos oportunidades con mujeres a las que protegía como un marido celoso, pero con quienes nunca se comportó como un amante. Golpeaba a las dos mujeres con las que llegó a convivir en diferentes momentos pero, curiosamente, nunca le pegó a los dos hijos que cada una de ellas tenía, y que eran fruto de otras relaciones. Garavito inició su carrera criminal en 1992. Su modus operandi fue siempre el mismo. Primero recorría el lugar e identificaba su objetivo. Escogía campesinos, escolares, trabajadores. Le gustaba que fueran agradables físicamente. Garavito abordaba a los niños que llamaban su atención en parques infantiles, canchas deportivas, terminales de autobuses, mercados y barrios marginales. En repetidas ocasiones se hizo pasar por vendedor ambulante, monje, indigente, discapacitado y representante de fundaciones ficticias en favor de niños y ancianos. Usaba además sobrenombres y alias; era conocido como “Alfredo Salazar”, “El Loco”, “Tribilín”, “Conflicto” y “El Cura”. A lo largo de su vida, el aspecto físico de Garavito fue siempre cambiante. Sus objetivos eran chicos de entre seis y dieciséis años, de bajo nivel socioeconómico. Tras entablar conversación con ellos, les ofrecía dinero y los invitaba a caminar a algún sitio despoblado. Cuando los niños se cansaban, Garavito los atacaba. Luego sacaba una libreta y anotaba: fecha, lugar y rayitas; una raya por cada niño muerto. En su casa, que ya sólo utilizaba de guarida, escondía los recortes de periódicos que hablaban de los niños que desaparecían, las pesquisas policiales que nunca lograban desvelar lo ocurrido y el drama de las familias. También un calendario de pared o almanaque, donde iba señalando las fechas de sus crímenes. En la desfigurada psiquis de Garavito, se había establecido la fatídica asociación entre el dolor ajeno y el placer propio. Garavito descubrió que la intensidad de sus orgasmos aumentaba cuando aumentaba la violencia que sobre sus víctimas ejercía, debido a lo cual empezó a torturar a sus pequeñas víctimas. Sin embargo el nacimiento de esa oscura faceta no liquidó su conciencia moral; la cual, si bien no servía para frenarlo, sí que servía para atormentarlo. Fue entonces que intentó darle una explicación bíblica a sus actos y su religiosidad se volvió compulsiva, haciéndolo buscar no solo perdón y redención sino castigo para sus pecados. Tan grandes eran sus remordimientos que a veces, sacudido por la angustia, se levantaba desorientado en medio de la madrugada, recordando cada violación que acudía a su mente, reviviendo las terribles escenas en que sus inocentes víctimas, una vez más, lo miraban con los ojos desorbitados por el dolor y el terror, no ya para traerle placer sino profusas lágrimas que resbalaban por su rostro y luego, sorprendentemente, eran seguidas por sarcásticas risas suscitadas por la evocación del sádico gozo. Garavito tenía dos lados. Uno lo impulsaba a violar y torturar niños; el otro, lo hacía llorar de remordimiento, recitar versículos de la Biblia en voz alta con fervor y anhelar el perdón de Dios. Para su lado sangriento tenía una libreta en que apuntaba el nombre de cada niño violado; y, para su lado bueno, tenía una libreta azul en que anotaba cada versículo aplicable a su crisis. Captura y condena Para 1997 Garavito había sumado decenas de cadáveres. La policía encontró treinta y seis cadáveres putrefactos de niños en las afueras de la ciudad de Pereira. Sólo en ese momento se abrió una investigación. Las explicaciones policiales indicaban varias líneas: sectas satánicas, tráfico de órganos y prostitución infantil. El 23 de junio de 1998 aparecieron tres cadáveres más en Génova. Durante la investigación y por casualidad, se supo que en otra zona del país se había enviado una orden de captura contra Luis Alfredo Garavito Cubillos, por la violación y muerte de un niño. Meses después, se descubrieron doce osamentas de niños a las afueras de Villavicencio; uno de ellos había sido decapitado. Días más tarde se encontraron nuevos cuerpos: pertenecían a nueve niños, de edades comprendidas entre los siete y los dieciséis años. El 22 de abril de 1999, en la plaza Centauros de Villavicencio, Garavito se dirigió a un chico llamado John Iván. Cuando estuvo cerca de él, le mostró un cuchillo, obligándolo a subir con él a un taxi. Siguiendo sus órdenes, el niño hizo el trayecto en el taxi en completo silencio, hasta llegar a las afueras de la ciudad. Garavito llevó al niño detrás de una alambrada; obligó a John Iván a quitarse la ropa, lo ató y lo hizo caminar hasta que el cansancio no le permitió continuar. Entonces intentó violarlo, pero en ese momento se le desató el nudo del pañuelo que cubría su boca y comenzó a gritar. Otro niño que escucho los gritos de John Iván se acercó para ayudarlo. Garavito, al ser descubierto, desató a John Iván para ir a esconderse en el bosque, pero esté consiguió escapar. Los dos niños corrieron y consiguieron huir. Otro niño que consiguió salvarse después de ser agredido sexualmente por Garavito fue Brand Fernery Bernal. Los testimonios de John Iván y de Brand Fernery serían claves para la condena de Garavito. El 24 de junio de 1998, los cuerpos de tres niños de nueve, doce y trece años fueron hallados sin vida en la finca La Merced, en Génova (Quindío), con evidentes signos de tortura y desmembración de las extremidades. Los menores fueron vistos por última vez cinco días antes en el parque central del municipio, en compañía de un adulto, quien al parecer les ofreció dinero para que lo ayudaran a buscar una res en las fincas cercanas a Génova. Este caso inició una alarmante ola de desapariciones de niños en más de once departamentos de Colombia. A raíz de ello, se creó una Comisión Especial de Investigadores de la Fiscalía General de la Nación. Con base en un cruce de información entre la policía de Tunja, Armenia y Pereira, se logró establecer que los casos de desaparición de menores en esas ciudades guardaban similitud, ante lo que se conformó un álbum con fotografías de veinticinco posibles sospechosos. Asesinatos similares ocurrieron en los departamentos del Meta, Cundinamarca, Antioquia, Quindío, Caldas, Valle del Cauca, Huila, Cauca, Caquetá y Nariño. En julio de 1999 se celebró una reunión cumbre en Pereira, con todos los investigadores, fiscales y equipos científicos comprometidos con cada uno de los casos. En la mayoría de las escenas de los crímenes de niños se hallaron elementos comunes: fibras sintéticas de ataduras, bolsas plásticas, botellas y tapas de bebidas alcohólicas. Mediante el cruce de información entre los diferentes equipos policiales, se estableció que una de las fotografías del álbum con el nombre de “Bonifacio Morera Lizcano” correspondía en realidad a Luis Alfredo Garavito Cubillos. El 22 de abril de 1999, miembros del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía capturaron in fraganti a Garavito en Villavicencio, en los momentos en que intentaba agredir sexualmente a un menor. Pese a que Garavito dio un nombre falso, la policía lo identificó gracias a sus huellas digitales. Lo interrogaron durante horas; cuando se vio acorralado por el fiscal que le interrogaba, Luis Alfredo Garavito cayó de rodillas, soltó el llanto, pidió perdón por lo que había hecho y dijo que iba a confesar. Sacó su pequeña libreta negra y detalló, uno a uno, todos sus crímenes. Confesó ser el responsable no sólo de la muerte del menor hallado en Tunja, sino también de los tres niños de Génova y de otros 172 crímenes cometidos contra niños y adolescentes en once departamentos del país, entre 1992 y 1998. Garavito se convertía así en el segundo asesino en serie más prolífico de la historia contemporánea. Garavito fue juzgado por 172 asesinatos. Era la primera vez que un asesino en serie sudamericano acumulaba tantos cargos de homicidio. De todos ellos, Garavito recibió 138 fallos condenatorios; 32 casos quedaron pendientes, uno en apelación y uno esperando sentencia. La suma de las condenas era de 1.853 años y nueve días. En una entrevista concedida al periodista Guillermo Prieto Larrotta “Pirry” y transmitida por el canal Colombiano RCN el 11 de junio de 2006, Garavito negó haber violado a sus víctimas; en este mismo trabajo periodístico dicho asesino aseguraba que había cometido los crímenes por supuestas órdenes del diablo. Anunciaba además que había sido ordenado Pastor de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia (Iglesia Unitaria) y que aspiraba, algún día, a tener una curul en el Congreso de Colombia... ¡para defender los derechos de los niños! Según se publicó en el periódico colombiano El Espectador: “A partir de entonces, (Garavito) guarda en su celda libros cristianos, escribe cosas sobre la Biblia y ora por todos los pecadores. Amarilles Gallego, el pastor encargado de Garavito, está tan convencido de su cambio, que asegura ser capaz de dejar a sus hijos en la celda solos con él”. Esta anécdota sirvió como base para rodar la película protagonizada por Damián Alcázar, titulada Crónicas, que cuenta de forma cruda la historia de Garavito. A raíz de este caso, se adelantó una propuesta para convocar a un referendo de enmienda a la constitución colombiana para permitir la instauración de la cadena perpetua para violadores, secuestradores e infanticidas. Garavito estuvo a punto de ser dejado en libertad en 2010, pero la presión de la opinión pública a raíz de la entrevista que le hizo “Pirry” logró que se abriera un nuevo proceso por otro crimen, lo que dio como resultado una condena de veintitrés años más. Al saberlo, Garavito intentó suicidarse golpeándose la cabeza contra las rejas de su celda. Garavito está recluido en el Penal de Máxima Seguridad de Valledupar, en el norte de Colombia, una de las cárceles más seguras del país.

Keith Hunter Jesperson: El asesino de la Carita Felíz

por El dueño de la nada

Keith Hunter Jesperson (nacido el 6 de abril de 1955) es un asesino en serie canadiense conocido como el "Asesino del Rostro Feliz" por las caras sonrientes que dibujaba en sus cartas a los medios y fiscales. Tuvo una infancia violenta y turbulenta en virtud de un padre dominante y alcohólico. Tratado como un marginado por su familia y burlado por niños por su gran tamaño en una edad joven, Jesperson era un niño solitario que mostraba una tendencia de torturar y asesinar animales. A pesar de siempre meterse en problemas en su juventud, incluyendo dos intentos de asesinar a niños que lo habían cruzado, Jesperson se graduó de la secundaria, obtuvo un trabajo como camionero, se casó, y tuvo tres hijos. En 1990, después de 15 años de matrimonio, Jesperson se divorció y vio sus sueños en hacerse un Royal Canadian Mounted Policeman después de una lesión. Fue en ese año, después de regresar a la conducción de camiones, que Jesperson comenzó a asesinar. Jesperson es conocido por matar a ocho mujeres en el curso de cinco años. La estrangulación era su método preferido, el mismo método que solía usar para matar a animales cuando era niño. Después que el cuerpo de su primera víctima, Taunja Bennett, fue encontrado, la atención de los medios se centró a Laverne Pavlinac, una mujer que confesó falsamente haber matado a Bennett con su novio abusivo. Jesperson estaba enojado que no tenía atención, y dibujó un rostro sonriente en la pared de un baño donde escribió una confesión anónima del asesinato, a cientos de kilómetros de distancia de la escena del crimen. Cuando eso no obtuvo respuesta, comenzó a escribir cartas a los medios y fiscales. Muchas de sus víctimas eran prostitutas y transitorios sin conexión a él; sin embargo, su última víctima fue su novia de mucho tiempo. Esa conexión fue lo que lo llevó a su caída. Mientras Jesperson había confirmado haber matado a más de 160 personas, sólo ocho asesinatos fueron confirmados.

Asesinos: Expertos Mentirosos

por El dueño de la nada

Como persigue la policía del mundo entero a los asesinos en serie? y que hace para descubrir la verdad sobre sus crímenes? hasta que punto los asesinos en serie se han convertido en maestros en el arte de la mentira y la ocultación?.Para poner freno a estos asesinos es necesario penetrar en su mente,comprender sus motivaciones,y detectar sus mentiras.

El libro de los secretos de EEUU: Asesinos en serie

por El dueño de la nada

Acechan las calles y carreteras de EE UU movidos nada más que por la excitación de acabar con la vida del otro. Desde los años setenta, Estados Unidos ha visto actuar a alrededor de mil cuatrocientos asesinos en serie: más del doble que en el resto del mundo. ¿Qué hace que un ser humano aparentemente normal llegue a cometer múltiples crímenes?. El programa desvela el perfil biológico, psicológico y sociológico de estos peligrosos asesinos.

Arropiero, el vagabundo de la muerte

por El dueño de la nada

Crónica de la vida de Manuel Delgado Villegas, 'El Arropiero', el mayor asesino en serie de la historia de España. Vagabundo errático que vivía de vender su sangre, confesó cuarenta y ocho crímenes, pero la policía sólo pudo investigar veintidós de ellos y probar su participación en siete, algunos cometidos en Francia e Italia. La justicia, la policía y los psiquiatras, incapaces de digerir semejante nivel de animalidad, deciden internarlo de por vida y lo marginan junto a su sumario. Reducido a vegetal, murió en 1998, y todavía hoy siguen vivas muchas incógnitas sobre su vida.

Los asesinos más crueles del mundo

por El dueño de la nada

Los hombres que sembraron el pánico con sus atrocidades y que han dado pie a no pocas historias e incluso películas. Los asesinos en serie más impactantes de la historia, y muchos de ellos podrían ser el perfecto vecino… Todos ellos han pasado a formar parte de los episodios más negros de la historia junto a Jack el Destripador o Charles Manson. Muchos de ellos padecían graves problemas psicológicos, y traumas infantiles que les marcaron de por vida. Todos ellos un verdadero peligro para la sociedad y que nunca pagarán del todo las atrocidades que cometieron. Uno de los nombres que no pueden faltar en esta lista es el de Ed Gein, aparentemente un hombre inofensivo pero su personalidad ocultaba un terrible psicópata que convirtió su granja en un matadero humano. Sus espeluznantes crímenes proporcionaron a Hitchcock las bases para su clásica película de terror Psicosis. Gein secuestró y asesinó a Mary Hogan, propietaria de una tienda, y posteriormente a Bernice Worden, dueña de una ferretería. Pero lo curioso de este asesino no eran su número de muertos, si no la forma. Cuando la policía arrestó a Gein descubrieron en su casa los cuerpos de las víctimas además de cráneos, sillas y ropa hechas con piel humana así como una gran cantidad de restos humanos de diversas personas desaparecidas. Uno de los hallazgos más macabros fue la “colección” de máscaras de piel humana y pelo que colgaban en la pared del cuarto del asesino. Gein declaró que tan sólo recordaba, muy confusamente, haber matado a Bernice Worden, y que los demás restos humanos que se habían hallado en la granja pertenecían a nueve cadáveres que había sacado del cementerio.Los médicos decidieron que el asesino no estaba capacitado para ir a un juicio y fue internado hasta los años 68. Gein murió por insuficiencia respiratoria el 26 de julio de 1984, tras décadas de reclusión en una unidad psiquiátrica, donde resultó ser un paciente modelo. En la actualidad, sus restos descansan en el cementerio de Plainfield, al lado de los de su madre. Otro miembro de honor de esta macabra lista es Andrei Chikatilo, obsesionado por los menores y por tratar de alcanzar el climax sexual inflingiéndoles dolor. Este ucraniano siempre estubo marcado por su timidez, hasta el punto de hacer fracasar su primer intento sexual, por eyacular en pocos segundos mientras abrazaba una chica, de ahí surgieron los primeros rumores de su impotencia. Andrei se dedicó a los estudios, obteniendo tres títulos: en lengua y literatura rusa, en ingeniería y en marxismo-leninismo, y con posterioridad se hizo maestro. Sentía una creciente atracción por las menores de doce años, y se colaba en los dormitorios para verlas en ropa interior. Ahí fue donde encontró a su primera víctima a la que llevó a un bosque y la desvistió con violencia. Accidentalmente, le hizo un rasguño del que brotó sangre, hecho que le propició una erección inmediata, estableciendo el vínculo fatal entre sangre y sexo. Luego, la apuñaló hasta llegar al orgasmo. También se dio cuenta de que su placer no consistía en acariciar los genitales ajenos, sino en maltratarlos. A partir de ahí el número de víctimas fue en aumento, en las que su modus operandi siempre era el mismo, sus víctimas siempre se encontraban en los bosques, con indicios de violencia y sadomasoquismo, y en ocasiones les faltaban miembros a las víctimas, eran niños, niñas y chicas jóvenes. Entre ellos había muchos escapados de casa y retrasados mentales, más fácil de convencer. Chikatilo fue detenido finalmente, el 20 de noviembre, sospechoso de haber asesinado a 36 víctimas, todos ellos mujeres y niños. Finalmente reconoció 53 asesinatos. Alegó enfermedad mental, pero los médicos la declararon "legalmente cuerdo". Fue sentenciado a la pena capital y ejecutado en Moscú el 16 de febrero de 1994. Un caso aparte merece el enfermero de 46 años Charles Cullen que estaba entre esos profesionales de un hospital que se dedican a cuidar de los pacientes. En su juicio admitió ser el responsable de matar a unas 40 personas. Finalmente Cullen fue sentenciado a 11 cadenas perpetuas consecutivas durante la tensa audiencia por 22 asesinatos e intento de homicidio de otras tres personas sólo en Nueva Jersey. El siguiente en la lista es Ted Bundy, un chico retraído, tímido, que fue creciendo entre una tendencia al aislamiento y un terrible fervor por mutilar animales. Era un hombre atractivo y se aprovechaba de ello para sorprender a sus víctimas, todas ellas mujeres muy atractivas, perseguía chicas, las atacaba preferiblemente en sus propias casas y en ocasiones las secuestraba, para después de asesinarlas, sodomizarlas. Como la mayoría de estos asesinos, cambió además de ciudad y recorrió Utah, Colorado y Florida asesinando y secuestrando mujeres. Tras su detención se le atribuyeron más de 20 asesinatos y se le condenó a la silla eléctrica, sentencia que se cumplió el 24 de enero de 1989. Otro de los asesinos más importantes de la historia es David Berkowitz, también llamado el Hijo de Sam. Ya de pequeño era un niño tímido y con baja autoestima. Su madre adoptiva murió en 1967 cuando el tenía 14 años, fue lo peor que le pudo pasar. Al no tener suerte con las mujeres, fue alimentando su odio contra ellas. Para solucionar sus problemas se compró un revólver y a los veintitrés años comienzó una serie de crímenes. El joven Berkowitz asesinaba sin razones, disparaba su revólver calibre 44 indistintamente a cualquier persona que se cruzaba en su camino, sin importarle raza, sexo o edad. Tras varios asesinatos, David dejó una carta al lado del cuerpo de una nueva víctima en la que se autonombraba "El Hijo de Sam". En su último crimen un testigo consigue reconocerlo y el 10 de agosto de 1977 es detenido. Confiesa todos sus crímenes, pero alegar locura afirmando escuchar la voz de un demonio de 6,000 años reencarnado en "Sam", el perro de su vecino, el cual le daba órdenes de matar. Los psiquiatras lo diagnostican como esquizofrénico y condenado a cadena perpetua. Una vez en la cárcel, reconoce haber formado parte de un culto satánico relacionado con Charles Manson, y asegura que sus crímenes no los cometió solo, sino que habían sido varios los tiradores con un calibre 44. Una vez en la prisión fué asaltado por otros reclusos y degollado, pero sobrevivió con una cicatriz de 56 puntos en el cuello. La prueba de que no hay edad para ser un asesino está personificada en Albert Fish, el abuelo asesino. Nadie podía haberse imaginado que ese abuelito entrañable de más de 65 años, de rostro demacrado, cuerpo encogido y fatigado, cabello y bigote gris, podía esconder una personalidad como la que revela su informe psiquiátrico: sadismo, masoquismo, castración y autocastración, exhibicionismo, voyeurismo, pedofilia, homosexualidad, coprofagia, fetichismo, canibalismo e hiperhedonismo. Es mientras practicaba la prostitución cuando comete su primer asesinato, donde viola a un niño y asesina a su primera víctima. En esa época comienza a sufrir alucinaciones de tipo religioso y vive obsesionado con la idea del pecado, creyendo que la única forma posible de expiación es a través del sacrificio personal y el dolor, infliéndose él mismo castigos y automutilándose, frotando por su cuerpo desnudo rosas con espinas, hundiéndose agujas de marinero en la pelvis y en los órganos genitales. Fish fue capturado por la policía el 13 Diciembre de 1935, a través de una carta que el asesino envió a la madre de la víctima que había secuestrado, en dónde le cuenta sus aficiones por el canibalismo y cómo se decidió a probar carne humana por primera vez con el cuerpo de su hija. Hace algunos años, mi amigo el capitán John Davis, zarpo de California hacia Hong-kong, que por aquel entonces padecía los problemas del hambre, las calles se habían vuelto muy peligrosas para los niños entre 9 y 12 años porque tenían la costumbre de matarlos y cortarlos en pedazos y vender su carne como alimento.Antes de zarpar mi amigo, rapto a 2 niños los mato corto en pedazos guiso su carne, y se la comió.Esa es la razón de que hace algunos años yo acudiera a su casa el 3 de junio de 1928 con el pretexto de acompañar a su hija a la fiesta que daba mi hermana me la lleve a una casa abandonada, que había en Westcher County donde la estrangulé la corte en pedazos y comí parte de su carne, tranquila no me la tire, murió siendo virgen. Albert Fish, fue detenido el 13 de diciembre y en su declaración afirmo que tras matar a la niña le corto la cabeza, con un trinchante y partió su cuerpo en dos con una sierra a la altura del ombligo. El propio Fish lo reconocería: "No soy un demente, sólo soy un excéntrico. A veces ni yo mismo me comprendo". Una vez detenido, se confiesa además autor de otros muchos crímenes y demás aberraciones que había estado llevando a cabo durante toda su vida: su deseo irresistible de comer carne cruda las noches de luna llena, que le valdría el apodo de "el Maníaco de la Luna", así como una gran serie de crímenes atroces. Fish admitió haber abusado de al menos 100 niños y haber asesinado otros 15. Finalmente fue condenado a la silla eléctrica. Fue ejecutado el 16 de Enero de 1936 en lo que fue la experiencia "más agradable y afrodisíaca que jamás experimentó" Albert Fish pues acudió a su ejecución entusiasmado en busca de nuevas experiencias. Jeffrey Lionel Dahmer, más conocido como "El Carnicero de Milwaukee", fue un asesino en serie responsable por la muerte de 17 hombres entre 1978 y 1991. Es conocido no sólo por la cantidad de personas que asesinó, sino también por practicar la necrofilia y el canibalismo. Le gustaba desmembrar el cuerpo de sus víctimas y conservaba sobre todo los torsos y las cabezas.El 22 de julio de 1991 fue arrestado en su casa por dos policías. Fue enjuiciado el 22 de febrero de 1992, el jurado no aceptó la supuesta demencia de Dahmer y lo condenó a 957 años en prisión. Los psiquiatras que lo atendieron le dijeron que estaba enfermo, por lo que se declaró culpable con atenuante de enajenación mental, para ser condenado a una cárcel especial para enfermos mentales, pero el atenuante fue finalmente rechazado. En principio se había declarado inocente, pero cambió su declaración por la gran cantidad de pruebas encontradas en su contra.Fue enviado al Columbia Correctional Institute en Portage, donde no tenía contacto con los presos comunes. Pero pidió a las autoridades tener más contacto con los otros presos. El 28 de noviembre de 1994 realizaba tareas de limpieza con Christopher Scarver, un esquizofrénico de raza negra, y Jesse Anderson. Los guardias encontraron a Dahmer muerto y a Anderson mortalmente herido. Uno de los criminales más jóvenes fue Cayentano Santos Godino, conocido como el "Petiso Orejudo", fue con 16 años el primer criminal en serie en la historia policial argentina. Era un hombre que no sabía controlar sus instintos, ya de pequeño maltrataba animales, y su padre terminó por entregarlo a la policía para encerrarlo en un reformatorio. El Petiso cometía sus crímenes aprovechándose de su aspecto de idiota, ganándose la confianza de las víctimas, y por lo general, el Petiso atraía a chicos menores que el, ofreciéndose a jugar, o con golosinas, y entonces era cuando los llevaba a casas abandonadas para cometer sus crímenes.Una de sus primeras víctimas fue un niño de 17 meses. Lo golpeó y lo arrojó contra un cerco de espinas. Esto lo vió un agente de policía, pero el Petiso dijo que había encontrado al niño, e insistió en llevarlo hasta su madre. En otra ocasión engañó a un niño de 2 años, y lo intentó ahogar en una pila para caballos. Los ruidos llamaron la atención del propietario, y cuando le preguntaron por lo que estaba ocurriendo, el Petiso, mientras acariciaba al niño, dijo que se acababa de ir una mujer vestida de negro y baja, y que por suerte había llegado a tiempo para salvarlo. Su siguiente intento también fracasó, intentó quemarle los ojos a un chico de 22 años, pero sus gritos atrajeron a su madre. Su primer asesinato fue en 1912, le prendió fuego a las faldas de una niña de 3 años, que falleció tras 16 días en agonía. Meses mas tarde, llevo al pequeño Arturo Laurora a una casa abandonada. Le tapó la boca conun pañuelo, y tras atarle una cuerda, lo llevó arrastras a una habitación. Allí lo desnudó, lo golpeó y finalmente lo estranguló. Su última víctima fue un vecino suyo, de 3 años. Tras comprarle caramelos de chocolate, se lo llevó y lo ató de pies y manos y lo ahorcó, pero no llegó a morir. Al marcharse, se encontró con el padre del pobre niño, buscándolo con desesperación, y el Petiso le aconsejo ir a poner una denuncia; seguidamente regresó al lugar donde el pobre niño ya agonizaba, y le clavó un clavo en la sien. Por la tarde, acudió a la casa del niño, donde los padres estaban velando al cadáver encontrado. Se acercó a contemplarlo, y antes de irse le movió la cabeza para “ver si aún llevaba el clavo".En noviembre de 1915, fue condenado a cadena perpetua, y en 1923 se le trasladó al penal de Ushuaia. Allí acumuló 13 sanciones, y terminó asesinado por su compañeros en enero de 1944.

Las Mujeres Asesinas Más Perversas De La Historia

por El dueño de la nada

En Walker, Michigan, Estados unidos, Gwendolyn Graham y Catherine May Wood (ambas enfermeras de menos de 25 años) asesinaron 5 ancianas en Grand Rapids, Michigan, durante la decada de los 80´s. Cometieron sus crimenes en la clinica de ancianos "Alpine Manor" en la cual ambas trabaja . Cathy era divorsiada y subio tremendamente de peso, pero eso no le importo a Gwendolyn 03:00 Griselda Blanco mató a 250 personas incluyendo a sus maridos, le puso a su hijo Michael Corleone y fue la verdadera pionera e inventora del negocio de la cocaína en el mundo. 05:39 Dorothea Puente fue una asesina en serie condenada a cadena perpetua en los años 90, por matar a siete ancianos y enterrarlos en el jardín de su casa. La asesina, utilizaba su hogar como geriátrico, para después matar a sus pacientes y quedarse con su dinero. En la década de los 90, la Policía desenterró siete cuerpos de la parte delantera de la casa. Theresa Knorr torturó a sus hijas y las asesinó, culpándolas de su obesidad y de estar poseídas por el demonio. Había sido profundamente devota de su mamá, por eso resulta más que paradójica su actitud hacia sus hijas 03:30 Jane Toppan (1880-1901) era una enfermera de 26 años de Boston, Massachusetts, que dio las inyecciones letales de morfina a 31 pacientes de hospital, y era sospechoso de haber matado a otros 70 pacientes en el transcurso de una carrera de dos décadas. Al detenido, ella dijo que quería matar a más personas que cualquier persona que haya vivido antes, pero sólo pudo dar detalles por resolver 31 delitos. Su historial de intentos de suicidio ayudó a ganar un alegato de locura, y finalmente fue confinado a un hospital psiquiátrico estatal durante 40 años hasta su muerte en custodia. 06:36 MaryBeth Tinning - Schenectady, NY, 1985 Tinning sofoco a 3 de sus hijos en 1985. A pesar de que confesó también matando a dos de sus hijos, ella es sospechosa de la muerte de los ocho de sus otros hijos, que en un principio se había pensado que murió de causas naturales, que data de 1972. Todos los hijos de Tinning murieron antes de su quinto cumpleaños.Tinning, ahora de 59 años, está cumpliendo una condena de 20 años. Rosemary Pauline West (n. 29 de noviembre de 1953 como Rosemary Letts) es una asesina en serie británica convicta en la prisión HMP Bronzefield en Ashford, Middlesex, Inglaterra. Fue condenada junto con su esposo y cómplice Fred West por el asesinato de 12 jóvenes mujeres (entre ellas también niñas), muchos de ellos ocurridos en la casa de la pareja en Gloucester, Inglaterra. 03:21 Aileen Carol Wuornos nacida bajo el nombre Aileen Carol Pitman, (29 de febrero de 1956 - 9 de octubre de 2002), fue una asesina en serie estadounidense que admitió haber matado a siete hombres en incidentes separados; todos ellos, afirmó, la violaron (o intentaron hacerlo) mientras trabajaba como prostituta. Fue condenada a muerte en 1992 y posteriormente ejecutada por Inyección letal por el estado de Florida diez años después de su arresto y juicio posterior. 06:26 Delfina, María de Jesús y María Luisa González Valenzuela eran los nombres de "Las poquianchis", terribles hermanas dedicadas a la explotación de jovencitas, quienes al dejar de serles útiles sexualmente hablando, encontraban la muerte a manos de esta tercia de asesinas. Durante más de 20 años las hermanas González sostuvieron su profesión de tratantes de blancas, con engaños reclutaban jovencitas de 13 años en adelante en los poblados pobres de Guanajuato y Jalisco y les prometían trabajo como sirvientas.

Instinto Asesino (Temporada 3 - 9de9): Los niños ya estan durmiendo

por El dueño de la nada

En la madrugada del sábado 2 de marzo de 2002, la senadora liberal Martha Catalina Daniels Guzmán abandonó su casa situada en el norte de Bogotá, en compañía de su amiga Ana María Medina de Rodríguez y de su conductor Carlos Germán Lozano. Horas más tarde, varios campesinos descubrieron los tres cadáveres en el fondo de un barranco del municipio de Zipacón (Cundinamarca), un lugar que se había hecho famoso años atrás porque allí arrojaban a los muertos de la guerra entre carteles de la droga. Durante la investigación fue hallada una carta, escrita por la ex senadora Daniels, la cual nunca llegó a su destinataria, su hija mayor Liliana Sánchez Daniels. “Estoy decepcionada con mi hermana (…). Se quiere quedar con el dinero. Estoy muy preocupada por las intermediaciones que ha tenido Sandra... y por las relaciones con Hugo...”. “Hugo” era el apodo del comandante del frente 22 de las FARC, Wilmer Antonio Marín. La hipótesis que baraja la Fiscalía afirma que la ex senadora y su hermana estaban actuando de intermediarias para la liberación de dos amigos políticos secuestrados. De hecho, Martha ya había colaborado anteriormente en la liberación de varios secuestrados. Estos contactos habían comenzado cuando las FARC secuestraron a su propia hermana y ella misma había acudido a hablar con los guerrilleros para liberarla. A partir de ese momento había quedado establecido un puente de comunicación entre el comandante de las FARC y la dirigente política. Además de la carta, el cruce y seguimiento de llamadas telefónicas también comprometía a la hermana de Martha. Investigadores del CTI lograron establecer que el día del asesinato, Pedro López, uno de los acusados de ser autor material del homicidio, había estado en permanente comunicación con Sandra. En marzo de 2007, el Tribunal Superior de Cundinamarca condenó a Sandra Daniels a 38 años de prisión por el asesinato de su hermana, la ex senadora Martha Catalina Daniels, cometido el 2 de marzo de 2002, en una zona rural del municipio de Zipacón (Cundinamarca).

Instinto Asesino (Temporada 3 - 8de9): Justicia para Isabella

por El dueño de la nada

La noche del sábado 29 de marzo de 2008 la familia Nardoni regresaba de una visita a la casa de los abuelos Jatobá. La pequeña Isabela Oliveira Nardoni, de cinco años de edad, se encontraba bajo los cuidados de su padre, Alexandre Alves Nardoni, de 29 años, y de su madrastra, Anna Jatobá, de 24 años. Los últimos minutos de esa noche estuvieron marcados por un crimen que impactó a todo Brasil y al mundo entero. Isabela cayó del sexto piso de un edificio situado en la Calle Mazzei de la zona norte de San Pablo. Los primeros policías que llegaron al lugar encontraron a Isabela todavía con vida, acordonaron la zona y comenzaron a buscar al posible culpable. Subieron hasta el departamento 9 D y allí observaron que había un agujero en la tela de seguridad del balcón y que la puerta no había sido forzada. Rápidamente llegó al lugar Ana Oliveira, madre de Isabela, quien había sido avisada por Ana Jatobá del accidente de su hija. Minutos después de llegar al hospital, recibieron la espantosa noticia de que Isabela había muerto. Alexandre Nardoni y Ana Jatobá fueron conducidos a comisaría para declarar. Los peritos científicos del IML comenzaron a trabajar en la madrugada y se utilizó tecnología pericial de última generación para detectar sangre u otros vestigios humanos. Las familias se identificaron con la tristeza de la madre de Isabela y el debate se instaló en todos los medios de comunicación de Brasil. Cientos de personas comenzaron aglomerarse frente al juzgado pidiendo justicia. Con más pruebas en la mano, el promotor de justicia interrogó nuevamente a la pareja formada por el padre de la pequeña y Ana Jatobá. La declaración estuvo plagada de contradicciones y cuando los peritos realizaron la reconstrucción del crimen, Alexandre y Ana se negaron a participar. En marzo de 2010, dos años después de la muerte de Isabela, un jurado popular los condenó por homicidio doloso triple calificado (Isabela había muerto asfixiada, sin posibilidad de defensa, y se encontraba inconsciente cuando fue tirada por la ventana). Alexandre fue condenado a cumplir 31 años, 1 mes y 10 días por el agravante de ser el padre de la niña y Ana Jatobá fue condenada a cumplir 26 años y 8 meses en régimen cerrado.

Instinto Asesino (Temporada 3 - 7de9): La Quintrala

por El dueño de la nada

El jueves 6 de noviembre de 2008, Rocío Zamorano, hija de “La Quintrala”, se sorprendió de no recibir la llamada habitual de su madre, la arquitecta María del Pilar Pérez López. La Quintrala sabía que había muy poco para festejar, ya que toda la familia se sentía entristecida por la muerte de Diego Schimidt-Hebbel, el novio de su sobrina María Belén Molina Pérez. Un desconocido le había disparado supuestamente para robarlo apenas dos días antes. Rocío acudió a visitar a su madre a primera hora de la mañana y la encontró en su habitación profundamente dormida bajo los efectos de una sobredosis de calmantes. Había intentado suicidarse. La policía, por su parte, detuvo al autor del asesinato de Diego Schmidt, un sicario de nombre José Ruz, que confesó que la arquitecta le había pagado para asesinar a su cuñado y que durante un forcejeo con el joven, que se encontraba allí para recoger a su novia, se disparó el arma, aunque éste no era su objetivo. La mayor sorpresa para los investigadores llegó cuando Ruz también confesó que la arquitecta también lo había contratado anteriormente para asesinar a su ex esposo y al amante gay de éste. En ese preciso instante se derrumbó el castillo de naipes que durante décadas había construido la Quintrala. Los investigadores comenzaron a dejar al descubierto la oscura trama de los intentos de asesinato de su propia madre, su nuera y otros miembros de su familia, además de robos y chantajes. En diciembre de 2010 la justicia chilena condenó a Pilar Pérez a cadena perpetua por los siguientes hechos: - Autora inductora de robo con homicidio en contra de Diego Schmidt-Hebbel, el 4 de noviembre de 2008. - Autora instigadora del delito de parricidio de su esposo, Francisco Zamorano, y del homicidio calificado de la pareja de éste, Héctor Arévalo, el 23 de abril de 2008. - Delito de robo con homicidio frustrado contra su madre Aurelia López, su sobrina Belén Molina Pérez, su cuñado Agustín Molina y su hermana Gloria Pérez López. - Autora de lesiones graves contra su nuera Monserrat Hernando, el 7 de julio de 2007. José Ruz, el sicario, también fue condenado a cadena perpetua.

Instinto Asesino (Temporada 3 - 6de9): Codicia Extrema

por El dueño de la nada

En la madrugada del domingo 11 de enero de 2004, un patrullero llegó a una quinta situada en San Vicente, luego de recibir una llamada de Alex Cantero, un joven de 18 años, quien junto a su amigo Tito Muñoz, relató a la policía que tras llegar a casa después de salir con unos amigos, encontró muertos a su padre, Jorge Cantero, a la pareja de éste, Giselle Minond, y a su abuela Norma. Los cuerpos de las víctimas presentaban varios disparos. En un principio la policía creyó que se trataba de un robo, pero posteriormente se comprobó que los presuntos delincuentes tan sólo se habían llevado 300 dólares y un arma perteneciente al propio Jorge Cantero. Además, los accesos a la casa no habían sido forzados y los perros que tenía la familia se encontraban encerrados. También llamó la atención de las autoridades varios pozos que se encontraron en el jardín. Los investigadores apuntaron a la hipótesis de que el asesino pertenecía al círculo cercano de las víctimas y comprobaron que los fallecidos eran familiares directos de Pepe Cantero, un famoso empresario zapatero que había cosechado una gran fortuna en las década de los 80 y posteriormente la había perdido durante el ocaso de la zapatería en los 90. Si bien Alex Cantero y sus tres amigos declararon que habían acudido a un lugar de entretenimiento en el supuesto momento del asesinato, el fiscal del caso no se conformó con esta versión y los llamó nuevamente a declarar. Cuando policía llegó a la casa de Tito Muñoz, éste había intentado suicidarse en el baño. A su lado se encontraba el arma homicida. En el preciso momento en el que el fiscal se retiraba del lugar un amigo de los jóvenes le confesó que Alex y Muñoz habían matado a los Cantero porque querían desenterrar un supuesto dinero que se encontraba oculto en el jardín de la vivienda. El 23 de junio de 2008 Alex Cantero y Eugenio Tito Muñoz fueron sentenciados a cadena perpetua. El tribunal que dictó la pena mantuvo que los acusados actuaron con alevosía y premeditación, calificando el hecho como "un crimen por codicia".

Instinto Asesino (Temporada 3 - 5de9): Mil caras

por El dueño de la nada

Cuando Alejandra Díaz Lezama tenía 15 años no imaginaba que la persona que acababa de conocer, el por entonces desconocido Vladimir Melo, se convertiría en el pilar fundamental de una relación sentimental teñida de rosa. La “Chata” tampoco sospechaba que el protagonista de su propio cuento de hadas seguiría una carrera política que lo coronaría como uno de los 42 concejales de Bogotá por el Partido Cristiano de Transformación y Orden, PACTO. Lamentablemente, tampoco pudo presentir que con el transcurso del tiempo, el otrora príncipe azul se convertiría en el cerebro precursor de un cobarde asesinato a sangre fría: el suyo. Entre las 19:00 y las 19:30 horas del viernes 17 de julio de 2009, en su casa del barrio Ciudad Montes, Alejandra Díaz Lezama fue sorprendida por un único y certero balazo que le impactó en la cabeza. Según los datos brindados por los forenses, el disparo se produjo casi a quemarropa, dejando una marca de pólvora en la región frontal derecha del cráneo y en el antebrazo derecho, por lo que la víctima pudo haber realizado un movimiento instintivo de defensa. En sus primeras declaraciones, Vladimir Melo manifestó que su esposa había sido asesinada en un intento de robo (faltaban 12 millones de pesos y algunos objetos de valor). Sin embargo, algo no encajaba en su versión: el asesino no había accedido forzosamente al domicilio, se había utilizado una sola bala (característica que denotaba profesionalismo), la pareja no había recibido amenazas y existían muchas contradicciones en las declaraciones del político. Los investigadores comenzaron a sospechar del concejal pero carecían de pruebas concretas en su contra, hasta que un golpe de suerte llamó a la puerta de los detectives. A través de una pista que les entregó un informante, el CTI llegó hasta Jonathan Fabián Torres Martínez, quién no sólo confesó haber jalado del gatillo que dio muerte a Alejandra en complicidad con Víctor David Jiménez y Luís Enrique Díaz Rivera, alias “El Guamo”, sino que también salpicó con sus declaraciones al hasta entonces inmaculado esposo de la víctima: “Me llevó en taxi hasta la casa, me dio las llaves, entré, la maté y ya. Lo hice porque me pagaron para matarla”. En junio de 2011, Vladimir Melo Carrillo fue sentenciado a 41 años de prisión por el homicidio agravado de su esposa en calidad de coautor. Desde una celda en la penitenciaría de La Picota, el ex concejal sigue reclamando su inocencia. Mientras tanto, los sicarios Díaz Rivera, Jiménez y Torres Martínez, esperan que se cumplan los 17 años de condena que los separan de la libertad.

Instinto Asesino (Temporada 3 - 4de9): El Atajo de la Muerte

por El dueño de la nada

La madrugada del 4 de junio de 1998, Patricia Aggio Longo, embarazada de siete meses, fue encontrada muerta de dos disparos dentro de una camioneta. Su marido, el fiscal Igor Ferreira da Silva, avisó a la policía después de denunciar que su esposa había sido secuestrada junto a la camioneta que él manejaba. En un primer momento la investigación se orientó hacia el secuestro y posterior asesinato. Las descripciones que había dado Ferreira da Silva sirvieron de guía a los investigadores, quienes lograron detener a un hombre que posteriormente no fue reconocido por el denunciante. De esta manera comenzaron las contradicciones. Los propios compañeros del fiscal fueron los que desviaron el rumbo de la investigación. Tal vez una discusión de pareja terminó enfureciendo a Igor hasta el punto de matar a su mujer y a su propio hijo o quizás Patricia no pudo contenerse más y le confesó que el hijo que esperaba no era de él. En un principio las pericias no eran lo suficientemente fructíferas como para confirmar que Igor Ferreira da Silva había asesinado a su mujer. Llegados a este punto, el allanamiento en el domicilio de Ferreira resultó fundamental. Allí se encontraron 43 cartuchos de una pistola calibre 380, la misma que se había utilizado para asesinar a Patricia. Las pericias indicaron que las marcas de gatillo halladas en los cartuchos recogidos en la casa de Ferreira da Silva eran iguales a las de los cartuchos que se encontraron en la camioneta la noche del crimen. Sus propios compañeros lo condenaron unánimemente a pasar 16 años y cuatro meses en prisión con régimen cerrado por el asesinato de su mujer, producirle el aborto del niño que llevaba en su vientre y portación ilegal de armas. El joven fiscal de carrera promisoria en el Ministerio Público jamás se presentó ante la justicia. Desapareció antes de que la policía pudiera encontrarlo. Vivió prófugo durante ocho años y la policía brasileña e Interpol lo buscaron durante todo ese tiempo. El 19 de octubre de 2009 se entregó en el Distrito Policial 18º de la zona este de San Pablo. A partir del 2012 podrá disfrutar de un régimen semi-abierto que le permitirá salir a trabajar durante el día.

Instinto Asesino (Temporada 3 - 3de9): Entre el Amor y el Espanto

por El dueño de la nada

Todo comenzó el 9 de septiembre de 2009 en los alrededores del kilómetro 5 de la vía Alvarado, Ibagué, Colombia. En su recorrido habitual de las ocho de la mañana, Jorge Edgar Perea Bríñez, campesino de la hacienda arrocera de San Isidro, se topó con una bolsa de residuos negra. En su interior se encontraba una cabeza humana con el rostro cortado, los ojos desorbitados con expresión de espanto y los rasgos tan desfigurados que a simple vista no se podía determinar si se trataba de un hombre o una mujer. Un grupo especial de la Fiscalía de Ibagué tomó cartas en el asunto acordonando la zona. A escasos metros se encontraron más restos humanos embolsados. Entre ellos, un brazo y una mano. Se amplió el radio de búsqueda en aproximadamente 20 kilómetros y unos días después aparecieron seis bolsas más con otras extremidades en buen estado de conservación y también algunas prendas de vestir levemente ensangrentadas. Un grupo interdisciplinario integrado por detectives, médicos forenses y otros expertos puso manos a la obra en la resolución del rompecabezas. El descuartizamiento se había realizado con una precisión casi quirúrgica y la necropsia arrojó los primeros resultados concretos: la víctima era una mujer, Erika Cecilia Yenneris Gutiérrez. Sorprendentemente, Erika era la esposa de Joaquín Aldana, Coronel de la Policía y Comandante Operativo del Tolima, un hombre “duro” que había librado batallas sin cuartel contra bandas criminales en varias regiones del país y que ostentaba un historial impecable con más de 400 felicitaciones en su hoja de vida. El 11 de noviembre de 2009, después de realizarse distintos tipos de pericias en la casa de Aldana y Erika, en su computadora y vehículos, se encontraron varios materiales que comprometían directamente al coronel. Quince días más tarde, el juez ordenó la captura de Aldana como presunto asesino de su esposa, quien al no presentarse fue declarado prófugo. A mediados de diciembre Aldana se entregó a la justicia. Y a principios de marzo de 2011, un año y un mes después del asesinato, el juez Primero de lo Penal del Circuito de Ibagué, Norberto Ferrer Borja, condenó a Joaquín Aldana Ortiz a 33 años y 9 meses de prisión por el asesinato de su esposa, Erika Cecilia Yeneris Gutiérrez.

Instinto Asesino (Temporada 3 - 2de9): Secretos de Familia

por El dueño de la nada

María Marta García Belsunce fue hallada muerta en la bañera del “Carmel Country Club” el 27 de octubre de 2002. En primera instancia la hipótesis de la muerte giraba en torno a un accidente doméstico. Un mes más tarde, se ordenó la autopsia del cadáver y los médicos forenses determinaron que se trataba de un homicidio. Presentaba cinco impactos de bala en su cabeza. El caso cobró una gran trascendencia pública sin precedentes en la historia del periodismo argentino y la familia pasó de ser denunciante a denunciada. El fiscal intensificó la investigación sobre el esposo de la víctima, Carlos Carrascosa, y el resto de la familia como posibles encubridores del asesinato. El 11 de julio de 2007 Carlos Carrascosa fue condenado a cinco años y seis meses de prisión como encubridor del hecho. Sin embargo, 38 días después y tras pagar una fianza de 25.000 dólares fue puesto en libertad. Casi dos años más tarde, concretamente el 18 de junio de 2009, la Cámara de Casación de la provincia de Buenos Aires modificó los cargos contra Carrascosa y lo condenó a prisión perpetua por considerarlo "autor material" del crimen en lugar de "encubridor". A su vez, el 18 de mayo de 2011, comenzó el juicio relacionado con el encubrimiento del asesinato. Entre los procesados se encontraban varios familiares de María Marta: Guillermo Bártoli (cuñado), Horacio Carlos García Belsunce (hermano), Sergio Binello (amigo), Juan Carlos Hurtig (hermanastro), Beatriz Michelini (masajista) y Juan Ramón Gauvry Gordon (médico).

Instinto Asesino (Temporada 3 - 1de9): Furia en Caracas

por El dueño de la nada

El caso del Dr. Chirinos es uno de los más impactantes de Venezuela. Con más de 50 años de carrera a sus espaldas, fue el terapista de tres presidentes de la República, entre ellos Hugo Chávez. El cuerpo de Roxana Vargas de 19 años de edad fue hallado el 14 de julio de 2008, con signos de putrefacción, en un terreno baldío localizado en Parque Caiza. La autopsia determinó que la joven había recibido un fuerte golpe en la cabeza con un objeto contundente, el cual le produjo una fractura craneoencefálica que provocó su muerte. Durante los primeros días posteriores al hallazgo del cadáver, se tejieron diversas hipótesis: desde que había sido asesinada por ejercer como periodista de Radio Caracas Televisión, cadena opositora al gobierno en donde había comenzado a trabajar una semana antes, hasta que había sido víctima de la excesiva inseguridad ciudadana de la capital venezolana. También se apuntó la posibilidad de un secuestro exprés, ya que el cuerpo sin vida de la joven fue localizado en un paraje de Parque Caiza, carretera vieja Petare-Guarenas, lugar que se había convertido en un lugar de liberación de secuestrados, la gran mayoría de ellos muertos. Descartadas estas hipótesis, todas las miradas apuntaron rápidamente al Dr. Chirinos, señalado por la madre de Roxana como posible autor del homicidio. El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas puso en marcha varios allanamientos en la casa del psiquiatra, un pent-house localizado en Sebucán, y en su consultorio de Las Palmas. En este último lugar llevaron a cabo una prueba de luminol que resultó positiva. Los análisis de ADN determinaron que la sangre localizada en el consultorio pertenecía a Roxana Vargas. No obstante, la mayor sorpresa llegó cuando en la residencia de Chirinos se encontraron fotografías y videos de 1200 mujeres desnudas o en ropa interior, muchas de ellas tomadas en el consultorio del doctor mientras las féminas se encontraban aparentemente sedadas o dormidas. Entre ellas había tres fotos de Roxana desnuda. Edmundo José Chirinos García fue declarado culpable de homicidio intencional en perjuicio de Roxana Vargas Quintero. Fue condenado a 20 años de prisión y hoy en día se encuentra recluido en el penal Yare III.

Los Peores Asesinos En Serie

por El dueño de la nada

La falta de sentimientos de culpa del psicópata se traduce en todo tipo de justificaciones para sus actos, de modo que se muestra a sí mismo como incomprendido o víctima de la sociedad,guiándose siempre por sus propias reglas y no admitiendo nunca el menor remordimiento o vergüenza por sus atropellos En el historial del psicópata abundan actos delictivos como robos,agresiones,chantajes, estafas,violaciones y hasta crímenes.Su falta de sentimientos de culpa se traduce en todo tipo de justificaciones para sus actos,de modo que el psicópata se muestra a sí mismo como incomprendido o víctima de la sociedad,guiándose siempre por sus propias reglas y no admitiendo nunca el menor remordimiento o vergüenza por sus atropellos.Este programa intentará averiguar si se puede explicar la conducta de los asesinos por los abusos sufridos durante la infancia o si nacen predispuestos al crimen.

El informe final: El asesino de Green River

por El dueño de la nada

Desde 1980, y durante un periodo de 20 años, una serie de jóvenes huidos y de prostitutas fueron asesinados en la zona de Kent, en Washington (Estados Unidos). Conoceremos cómo los medios de comunicación cubrieron lo que llegaría a conocerse como los asesinatos de "Green River" y estudiaremos con detalle cómo los investigadores siguieron el caso, las pistas falsas que surgieron durante el curso de la investigación y cómo la ciencia fue la herramienta crucial que llevó al asesino ante la justicia. También veremos extractos de la grabación realizada por la policía durante los interrogatorios a Gary Ridgway, el hombre que, finalmente, fue acusado de 48 asesinatos, lo que le convirtió en el asesino en serie más prolífico de Estados Unidos hasta entonces. Por último, examinaremos el trato que la defensa de Gary Ridgway consiguió de la fiscalía y si sentó un precedente sobre la manera de llegar a un acuerdo en casos parecidos.